Salvado por la fama

SHay algunos cómics que traspasan fronteras y son traducidos a muchos idiomas, y dentro de estos quizás entre las listas de los más populares Tintin y Asterix están a la cabeza.

Hergé era consciente de su fama mundial y esperaba, al menos, que su obra tuviera repercusión. Por eso no es raro que se autopublicite en este pasaje de “Los Cigarros del Faraón“.

Y es que gracias a su fama, Tintin se salva de quedar prisionero de este bandido del desierto.

Un guiño gracioso que el autor hace a su propia fama.

Esta entrada fue publicada en Comic, Tintín y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *