Qué raro es encontrar gente sincera

Hoy en día, con la que está cayendo,  parece que lo único que nos interesa es nuestro propio beneficio sin importarnos ni lo más mínimo el prójimo.

Y como es lógico, dentro de esa manera de actuar se encuentran también comerciales, vendedores y dependientes que intentan por todos los medios vendernos sus productos;  es que no está el patio como para perder ni una venta.

Por eso cuando encontramos a alguien a quien le pedimos consejo sobre un producto de la  tienda, y no intenta vendérnoslo, ni decirnos que es maravilloso, sino que nos dice la verdad, aunque esta suponga que no compremos el producto… puede parecernos extraño.

Y eso fue lo que me pasó hace unos días en la Farmacia Vázquez de Zaragoza, que está en la calle Miguel Servet, frente al antiguo Matadero.

La Farmacia Vázquez, es una tienda a la que muchos de los que vivimos en Zaragoza, acudimos a comprar los denominados productos de parafarmacia y cremas de todo tipo. Como yo, mucha gente lo hace por el precio, ya que pese al “paseo” que nos damos, el ahorro en dichos productos es muy importante. Ahora lo haré también por el asesoramiento y honradez de sus empleados. Pero además mientras escribo este post descubro que es un negocio moderno con una página web de venta online que incluye una aplicación para iPhone y Android.

Para mí ha sido muy de agradecer, encontrar a alguien así, que se preocupa por el cliente, que le aconseja lo que realmente es bueno para él, queriendo como es lógico vender, pero demostrándonos su gran profesionalidad.

Gente así es la que se necesita en los comercios, en las empresas, para no sólo crear clientes sino para mantenerlos; devolver la confianza al comercio, algo que puede parecer complicado pero que es fundamental.

Os aseguro que la próxima vez que necesita una crema, “cruzaré” la ciudad y volveré a acudir a la Farmacia Vázquez a buscarla, o compraré por su página web.

Esta entrada fue publicada en Empresa, Zaragoza y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Qué raro es encontrar gente sincera

  1. marian dijo:

    Me parece genial tu reflexion, la pena es que tengamos que agradecer la honradez de los dependientes cuando tendria que ser siempre asi….. Saludos faticos!!!

  2. Chema dijo:

    Sí, realmente es lamentable que tengamos que hacer excepcional lo que tendría que ser normal, pero mientras así sea estará muy bien ponerlo de manifiesto.

  3. Ruben dijo:

    deberíamos intentar hacer entre todos una burbuja de seriedad, honradez, amistad y trabajo pinchando para siempre la otra burbuja del despilfarro, del egoísmo, la mentira, el amiguismo, , etc.. nuestros herederos lo agradecerán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *