Facebook personal vs. profesional

Creo que hoy todos tenemos claro que las redes sociales son una realidad, que han venido para quedarse y que, dentro de ellas, Facebook tiene cada día más seguidores y se ha convertido en la red con mayor tirón.

Como ya os hablé hace unos meses, las empresas cada día se decantan más por el uso de las páginas dentro de Facebook, pero los profesionales no acaban de ver claro su uso y prefieren darse de alta en otras redes verticales como LinkedIn o Xing. Pero LinkedIn está superenfocado al tema profesional, y no usar Facebook puede hacernos perder oportunidades.

Realmente se entiende que haya a quien no le apetezca que nuestros contactos profesionales vean las fotos del partido del jueves con los amigos, o por el contrario freir a nuestros amigos con entradas superprofesionales sobre temas concretos. Esto hace que mucha gente afronte esta “dicotomía” personal-laboral creándose dos cuentas en Facebook de la misma manera que tenemos dos cuentas de e-mail. Y la verdad es que mientras que para el e-mail lo veo muy recomendable y una práctica más que correcta, opino que para Facebook este comportamiento a lo Jekyll y Hyde no nos conduce a nada.

Para evitar eso tenemos herramientas que nos proporciona el propio Facebook y que nos permitirán decidir quién queremos, dentro de nuestra lista de contactos, que sea el destinatario de nuestros mensajes o publicaciones.

Facebook nos provee de los “grupos de usuarios”, que tienen como labor fundamental permitirnos ordenar y clasificar nuestros contactos.

Los grupos se crean desde la pestaña de “preferencias de la cuenta de usuario”, y en un paso inicial debemos de establecer un nombre al grupo. A partir de ese momento, cada vez que agreguemos un contacto a nuestra “red” podremos asignarlo a uno o varios grupos.

Lo bueno es que después de comenzar a trabajar con los grupos, todas las opciones de seguridad que nos ofrece Facebook podrán ser controladas o establecidas para sus miembros. De esta manera por ejemplo, cuando publiquemos algo dentro de Facebook podremos establecer si queremos que sea público, -opción por defecto de Facebook y que hace que lo vean todos nuestros contactos- o para qué grupo queremos publicarlo, con lo que quedará “invisible” para el resto. Basta con pulsar en la esquina inferior derecha de la publicación y podremos cambiar el “público” por el grupo que queramos.

Esta es una opción que nos hará “trabajar” más con nuestra “red social” pero gracias a la cual conseguiremos tener una única cuenta y que cada uno de nuestros contactos vea lo que nosotros queramos que vea.

Esta entrada fue publicada en Internet, Redes Sociales y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *