Ring, ring, me llaman…

Sí pero, ¿a dónde? ¿al fijo, al móvil, al ordenador, al tablet…? Realmente cuando llamamos a una persona no sabemos dónde nos contestará, pero estamos en la era de la comunicación y cada día se traspasa más la barrera de las comunicaciones asíncronas y todos queremos comunicación “real”.

Primero fue la mensajería instantánea tipo Messenger que Microsoft se encargó de popularizar, un paso mas allá de los chats y los IRCs donde nos dedicábamos a hablar con justos contactos, con nuestra “red”.

Messenger fue añadiendo funcionalidades dentro de su cliente Live dando soporte tanto a la voz como al video.

Las redes sociales y la explosión de Internet, pero sobre todo los nuevos dispositivos conectados permanentemente a la red, han hecho que aparezcan aplicaciones que facilitan y abaratan la comunicación.

La aparición de móviles con conexión wifi y las tarifas “planas” de datos en las conexiones 3G de los mismos, han servido de campo abonado para las aplicaciones de comunicación por Internet.

Y puestos a hablar de este tipo de aplicaciones y servicios, hoy os quiero hablar de dos que se están haciendo muy populares y cuyo uso se está generalizando entre los usuarios: me refiero a Whats App y Skype.

Ambas aplicaciones utilizan Internet para que los usuarios se comuniquen, y su componente de gratuidad las está convirtiendo en estándares de las nuevas comunicaciones.

Whats App es una aplicación pensada para correr en teléfonos móviles que estén conectados a Internet, bien sea por 3G o mediante una conexión Wifi, y que está llamada a ser el sustituto de los mensajes SMS o MMS.

La aplicación debe de instalarse en un dispositivo con tarjeta SIM, es decir, en un teléfono o una tableta, con o sin conexión 3G, pero utiliza el número de teléfono para identificar al usuario.

Una vez instalada, Whats App chequea nuestra lista de contactos y nos añade una lista de “favoritos” con aquellos números que tienen el servicio activo.

A partir de ese momento podemos enviar mensajes, y tener una “conversación” tipo chat con los números de teléfono que estén dados de alta en el servicio.

Podemos enviar mensajes de texto, imágenes o vídeos a cualquier usuario sin limitación alguna.

Además Whats App permite hacer “grupos” con lo que la conversación puede realizarse entre varias personas a la vez.

Este servicio lo están empezando a utilizar incluso personas que no tienen conexión 3G ya que se puede usar una conexión wifi a Internet.

El otro del que me gustaría hablar es Skype, un servicio de “telefonía IP” sobre Internet.

Skype va asociado a un usuario que se logra en sus servidores, lo que permite que lo podamos usar en diferentes tipos de dispositivos con el único requisito de que esté conectado a Internet.

Eso quiere decir que aunque Skype es un servicio de telefonía por Internet, no es necesario asociarlo a ningún teléfono, sino que se puede usar en varios dispositivos.

Pero además Skype va más allá, ya que nos permite llamar a dispositivos “clásicos”, es decir teléfonos, aunque estos no sean clientes de Skype. La ventaja de utilizar Skype cuando queremos llamar a un número físico es el coste; para ello Skype usa una “técnica” que ya en su día usaron servicios como iPass y que se basa en utilizar un “carrier” local para facturar a precios realmente bajos.

En otras palabras, lo que ocurre con Skype es que nos factura una llamada, sea al teléfono que sea del mundo, a precio de llamada local, usando Internet para llevar nuestra señal hasta el país de destino de manera gratuita, y terminando la llamada en un operador local.

Para poder utilizar este servicio de llamadas debemos adquirir “saldo” Skype con el que realizamos nuestras llamadas.

Además de lo comentado anteriormente, Skype soporta mensajería instantánea entre dispositivos Skype, y videollamada.

Al final, tanto Skype como Whats App, no son sólo dos aplicaciones sino una manera diferente y eficiente de entender las comunicaciones pasándolas por Internet y abaratando sus costes.

La tendencia parece que no es tener solamente un multidispositivo, sino tenerlo siempre conectado para facilitar la manera de conectarnos.

Esta entrada fue publicada en Internet, iPad, Opinión, Tablet y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *