Un San Lorenzo diferente

Agosto, día 10, San Lorenzo… todos los que somos de Huesca estemos o no en ella sentimos algo diferente… y es cierto.

Llevo muchos años fuera de Huesca, tantos como 22, toda una vida, pero todavía el 10 de Agosto siento que hecho de menos el olor a albahaca y el bullicio en las calles.

Así que como no podía ser menos este año me decidí y lo celebre, pese a estar a 300 kilómetros de los Danzantes, la tecnología y YouTube me permitieron ver la danza de las espadas del año 1984, y como rezaba un programa de televisión podía decir que yo estuve allí.

Así que tras esta morriña, por la tarde decidimos toda la familia vestirnos de blanco, y convencimos a nuestros amigos, claro también de Huesca para que también lo hicieran.

Nos fuimos al Bodegón, un lugar maravilloso de Torredembarra del que otro día os hablaré, y decidimos darnos un pequeño homenaje en honor del Santo…

Buena cena, buena compañía, mojitos y al final sonando los danzantes en nuestros móviles… y no era frikismo… jijij quizás nostalgia.

Ayer, para rematar hablando con un amigo me comento que el día 10 se acordó de nosotros en los Ilegales, y nosotros nos acordamos de vosotros, aunque lejos Huesca siempre esta en el corazón de todo oscense.

Volveremos a San Lorenzo, al pacharán con naranja y a disfrutar de los amigos, los que estáis por allí pasarlo bien y seguir acordándoos de los amigos…

Viva San Lorenzo.

Esta entrada fue publicada en Amigos, Huesca. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un San Lorenzo diferente

  1. Carlos dijo:

    Donde nos acordamos de ti fué hace 4 años en los coyotes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *